Total: $0 

Su carrito de compras esta vacío.

Ovejero/Labrador/Golden/Boxer

ENVÍOS A DOMICILIO SIN CARGO EN PEDIDOS A PARTIR DE $300
10 % DE DESCUENTO PAGANDO EN EFECTIVO

Ovejero/Labrador/Golden/Boxer - Todas las razas

Disponible en stock

1.289,00 ARS
(En efectivo: 1.16 ARS)

El Pastor Alemán es un perro con un temperamento equilibrado, de nervios firmes, seguro de sí mismo, muy desenvuelto y, a menos que se le provoque, completamente inofensivo. Asimismo, es dócil y en todo momento se mantiene vigilante. Debe ser valiente, con un carácter tenaz e instinto de lucha, características que le hacen un perro apropiado como animal de compañía, como perro guardián y de protección, o como perro de pastoreo.

En forma de cuña, y proporcionada con el resto del cuerpo (es decir, su longitud es aproximadamente el 40% de la altura a la cruz), sin que parezca tosca ni muy alargada. De rasgos bien definidos y apariencia general seca, la cabeza es ligeramente ancha a la altura de las orejas.

Crear un perro de utilidad El Pastor Alemán, cuya crianza sistemática comenzó en el año 1899, tras la fundación de la primera asociación de esta raza, se originó a partir del cruce de perros pastores del sur y del centro de Alemania. Con ello se pretendía obtener un buen perro de trabajo, y por ello en el estándar se confiere la misma importancia a las características físicas y al carácter y temperamento del perro. La crianza ha evolucionado mucho en el transcurso de un siglo –lo que puede aplicarse a la crianza de cualquier raza de perro–. Además de las particularidades inherentes a la crianza selectiva de cada raza, el Pastor Alemán continúa siendo, en primer lugar, un perro de trabajo, sin duda el más popular en todo el mundo. Su morfología debe ser funcional, de tal forma que pueda adaptarse a un amplio abanico de disciplinas. La razón es simple: desde que se originó esta raza, a finales del siglo XIX, sus entusiastas han intentado en todo momento desarrollar las características que han constituido su éxito mundial, esto es, versatilidad, adaptabilidad, valentía y temperamento equilibrado. Un perro sólido El Pastor Alemán es un perro de tamaño mediano y constitución robusta, de cuerpo ligeramente alargado, fuerte, de buena musculatura y magro.Tanto el comportamiento como el carácter constituyen factores críticos para este perro de trabajo y de servicio.

Scroll Top